Teoría de los colores cómo usarla en la decoración de interiores

Arreglando la casa una programa grandes desafíos es escoger el color ¿ cómo combinar los muebles con el color de fondo para crear un espacio coherente? es suficiente conseguir algunas reglas y usar la llamada ruta de los colores, un instrumento fundamental para obtener sintonías cromaticas perfectas. el artículo de hoy esperaremos cómo aprovechar esta teoría con ejemplos prácticos.
 cuadros online
Algunos hechos útiles

Antes de proceder a analizar los esquemas de colores, vale la pena empezar por la información base. existen tres colores primarios amarillo, rojo y azul y mezclándolos obtenemos los otros colores llamados secundarios ( naranja verde o violeta). Si mezclamos un color primario con un con secundario tenemos un color terciario. Por otra parte podemos distinguir entre colores cálidos y fríos. Si nos fijamos en los colores cálidos, como el amarillo, tenemos la impresión de que se mueven hacia nosotros coma está asociados al fuego. en cambio los colores fríos, como el verde, parecen alejarse del spot espectador y evocan frialdad. el blanco, el gris y el negro son considerados colores neutros. Cuándo se juntan con otro color cambian su luminosidad. así como su oscuridad.

Los dos esquemas de colores más importantes que te ayudarán a unir los colores para los interiores.

Esquema de colores monocromáticos

La unión monocromática de los colores consiste en la combinación de varios matices de la misma tonalidad. aquello que cambia es la luminosidad y la saturación del color por ejemplo: azul intenso y azul marino.

En nuestra propuesta de arreglo el color el cual hemos partido ha sido el azul que introducen la habitación una sensación de tranquilidad y armonía. La unión del banco con pinceladas de azul aumenta visiblemente la habitación. Si le añadimos un cuadro con un paisaje natural bonito se meterá perfectamente el clima de este ambiente.

Esquema de colores análogos

Entonces, combinamos colores qué son cercanos entre ellos para obtener uniones armónicas como por ejemplo el rosa. Estaciones de colores se pueden encontrar ocasionalmente en la naturaleza y es por esta razón por la que los percibimos como serenos, armoniosos y agradables para el ojo.

Un buen ejemplo de esta unión de colores sería por ejemplo la de violeta con el azul, que constituyen una pareja perfecta. Este acercamiento cromático transmite elegancia y fineza. Pero al mismo tiempo conserva un toque moderno gracias al violeta la que actúa como base. Los elementos decorativos de color azul ,como por ejemplo cojines o luces de este color, aligeran el espacio y lo convierten un lugar más luminoso visualmente

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mats personalizados